Artículos

Unión y cambio para jóvenes

 Es importante recordar que desde los inicios de Primero Justicia la Ley del Primer Empleo ha sido una de nuestras principales banderas, fue una de las propuestas clave para la AN elegida a finales del 2010. El oficialismo en varias oportunidades ha intentado adueñarse del tema, incluso planteó su discusión en la AN y anunció el inicio de la consulta pública para ello, pero terminó engavetándola.

La idea con esta Ley es romper el círculo vicioso que sufren los jóvenes de no conseguir un empleo digno por no tener experiencia.

El objetivo de esta propuesta es darle oportunidad a unos 500 mil jóvenes que están buscando su primer trabajo y así disminuir la tasa de desempleo juvenil que está cerca del 20% y es el doble de la tasa general. En donde deben participar tanto sector público como privado, así como las universidades, la Educación Media, las escuelas técnicas y el reforzamiento de entes como el Inces que otorguen una verdadera educación para el trabajo.

Ya de entrada, hay una diferencia fundamental entre la propuesta que presentó el oficialismo en la Asamblea Nacional y la que hemos venido proponiendo desde Primero Justicia. Mientras ellos pretenden imponer una cuota de puestos de trabajo para los jóvenes, nosotros queremos promover a través de incentivos claros, que las empresas públicas y privadas contraten a más personas y que esos nuevos empleados sean jóvenes sin experiencia. Esos son los dos caminos muy claros y diferenciados: imponer o promover.

Otras diferencias clave entre estas propuestas: La nuestra incluye a jóvenes entre 18 y 30 años de edad, sin experiencia laboral previa, y a madres con hijos en edades de educación inicial y básica que requieran horarios especiales para poder trabajar. La propuesta del oficialismo aplica solo a jóvenes entre 15 y 30 años sin experiencia previa. Para nosotros el objetivo es lograr un aumento de la nómina entre 5 y 10% de forma voluntaria por parte del patrono público o privado. En el caso del oficialismo se impone una cuota obligatoria de aumento de la nómina en un 2,5% para patronos públicos y privados.

Es por ello, que nosotros seguiremos exigiendo una respuesta clara para los cientos de miles de jóvenes que están esperando una oportunidad para progresar.