Artículos

Sin memoria y sin vergüenza

El ministro para la energía eléctrica, Jesse Chacón, sorprendió a los venezolanos esta semana al anunciar un plan de racionamiento eléctrico absurdo, completamente opuesto a lo que necesita Venezuela. Junto al vicepresidente Arreaza, anunció al país que los ministerios trabajarán en horario recortado, de 7:30 am a 1 pm, apenas 5 horas y media por día. También anunció que el sector privado deberá recurrir a la autogeneración eléctrica, en los horarios de 12 m a 2 pm y de 6 a 10 pm.

  • Venezuela necesita más trabajo y más esfuerzo, no enviar a la gente para su casa temprano, porque falte energía para que enciendan la luz y el aire acondicionado.
  • Venezuela necesita recortar el consumo doméstico de combustibles, para poder exportar lo máximo posible, y así tratar de mitigar, aunque sea en una pequeña proporción, la caída de los precios internacionales del petróleo.

Es oportuno recordar que hace exactamente 2 años, el 25 de abril de 2013, el recién entonces estrenado como ministro Chacón prometía resolver en 100 días la crisis eléctrica.

Estas fueron sus palabras textuales: “Como yo sí creo en eficiencia o nada, si en 100 días, una vez que nosotros presentemos el plan, no logramos lo que estemos previendo ahí, este señor que está aquí pone su renuncia y le da paso a un venezolano que lo pueda hacer mejor que yo”.

La actuación de Chacón al frente del ministerio de energía eléctrica es inexcusable en dos frentes: a) no ha cumplido con los planes que permitiesen garantizar el flujo eléctrico necesario, estable y suficiente para la población venezolana, para los industriales y todo el comercio del país; b) ha sido cómplice de la corrupción en el sector, al no denunciar los guisos que se comieron decenas de miles de millones de dólares a lo largo de los últimos 15 años. Algunos casos son tan evidentes, que incluso Eleazar Díaz Rangel, el director de este diario, presentó una denuncia contra Bariven en septiembre de 2011, clamando por una investigación seria. Este es el vínculo de su denuncia en Aporrea, que reposa seguramente en alguna gaveta de la fiscalía: http://www.aporrea.org/actualidad/n189394.html

Una nueva Asamblea Nacional, con espíritu crítico y amor por Venezuela, no dejará pasar estos “olvidos” y logrará, con el favor de Dios, que se investigue la corrupción eléctrica, hasta sus últimas consecuencias. Caiga quien caiga. Hoy sonríen los corruptos, pero esa sonrisa tiene sus días contados.

Ideas y/o sugerencias para la Asamblea Nacional

¿Tiene usted amigo lector ideas o sugerencias para la Asamblea Nacional? Escríbanos a ideasAN2010@gmail.com o avísenos por twitter a @JulioBorges o @Pr1meroJusticia. También pueden comunicarse a través de Facebook: https://www.facebook.com/JulioAndresBorges.

Fuente: Útimas Noticias

Abril 2015