Artículos

Matando la gallina de los huevos de oro

El día 18 de abril el presidente de la república firmó un decreto de creación de contribución por precios extraordinarios y exorbitantes petroleros, esencialmente decretando que a partir de 70 dólares por barril, prácticamente  todos los ingresos adicionales le correspondan al gobierno. Un tema tan importante para el país ha debido discutirse con amplitud, evitando los madrugonazos y la precipitación. El decreto tiene como objetivo fundamental inflar sustancialmente los aportes al Fonden, para gasto discrecional del ejecutivo nacional, a expensas de los aportes que le corresponden constitucionalmente a estados y municipios. Lo más grave de este adefesio jurídico es que paralizará el desarrollo de los nuevos proyectos de la Faja, condenando al país a que no crezcan los niveles de producción petrolera. Este decreto es cualquier cosa menos nacionalismo.  

El dilema del salario mínimo

Es absolutamente obvio que el aumento de salario mínimo de 15% decretado por el gobierno  es completamente insuficiente para los trabajadores venezolanos. El verdadero problema es la altísima inflación en Venezuela, una de las más elevadas del mundo. El gobierno brasileño está terriblemente preocupado ante la perspectiva que la inflación en el gigante amazónico alcance 6%, mientras que el gobierno venezolano ignora olímpicamente una inflación que ronda tercamente el 30% desde hace varios años. Sin entrarle al problema de la inflación le estamos echando cada vez más agua a la sopa. Lo más triste es que las políticas exitosas en la lucha contra la inflación están plenamente identificadas y sólo falta voluntad política para ponerlas en práctica.

Tercas realidades

Al llegar a Venezuela, lo primero que consigue un turista en el aeropuerto son larguísimos y costosos afiches, que pretenden explicar el Socialismo del siglo XXI. Niños más grandes, mayor producción de maíz, menor mortalidad infantil y nueve millones de estudiantes son algunos de los mensajes propagandísticos. Al entrar a los baños, los tobos le explican al turista, sin necesidad de palabras, la verdadera realidad que vive el país: ¡no hay agua! El bedel explica, con pesar, que el problema va por dos semanas y que no sólo lo sufre el aeropuerto sino todo el estado Vargas. Luego de 12 años de gobierno, se impone la necesidad de cambio y renovación política. 2012 será el año del cambio.

Ideas y/o sugerencias para la Asamblea Nacional

El Sr. Pulgar nos pide que investiguemos denuncias de corrupción en PDVSA Comunal y Pdval tanto en Aragua como en Carabobo. Nos apoyaremos en nuestros compañeros diputados Fran Soteldo (Carabobo) y Richard Mardo (Aragua) para ahondar sobre estos temas.  Un lector que pidió mantenerse en el anonimato nos reporta dificultades para tramitar certificados de defunción en Guarenas y Guatire, problemas que incluyen solicitud de pagos para “agilizar” el papeleo. Jesús Cáceres hace un llamado a insistir sobre la importancia del voto como factor de cambio, sin duda anticipándose a los eventos electorales del 2012. Pedro Espinoza hace un exhorto para que aumenten las utilidades de ley (15 días mínimo). Interesante planteamiento, que amerita una extensa discusión. Uno de los problemas graves en nuestro país es la destrucción del aparato productivo y la falta de incentivos para creación de nuevas empresas.  ¿Tiene usted amigo lector ideas o sugerencias para la Asamblea Nacional? Escríbanos a ideasAN2010@gmail.com o avísenos por twitter a @JulioBorges o @Pr1meroJusticia.

Fuente: Últimas Noticias

Abril 2011