Artículos

Julio Borges: Regalo de San Nicolás: Un nuevo paquetazo

El Gobierno, en lugar de apretarse el cinturón, se lo aprieta al pueblo. El Gobierno le declaró la guerra a tu bolsillo.

Junto al aumento de la gasolina vienen nuevos impuestos y con toda seguridad una devaluación pronto que llevará la tasa cambiaria de 6,30 bolívares por dólar a 12 o quizás más. 

La inflación seguirá avanzando en 2014 a paso de vencedores. 

Seguiremos siendo sin duda, para desgracia de los más pobres, los campeones mundiales de la inflación. 

Nosotros nos oponemos al aumento de la gasolina por dos razones fundamentales:

Antes de aumentar la gasolina el Gobierno debe comenzar a cobrarles a otros países el petróleo que hoy se regala. Si no quieren cobrar completo de una vez, Elías Jaua puede presentarles un plan a los países miembros de Petrocaribe, anunciándoles en la reunión a celebrarse en pocos días que progresivamente tendrán que pagar una porción más alta, comparada con 50% de descuento que reciben hoy en día. Es también hora de dejar de regalarle el petróleo a Cuba.

La otra razón para oponernos es que el Gobierno debe primero presentar un plan de ajustes y austeridad, que permita atacar el problema fundamental de la economía venezolana: la inflación sin control.

Por último, le recomiendo a todos aquellos que el Gobierno consulte sobre el tema del aumento de la gasolina (seguramente unos pocos) que le pregunten a los enchufados: ¿qué vas a hacer tú con ese bojote de reales adicionales? ¿Vas a tapar huecos? ¿Vas a hacer nuevas carreteras y autopistas? ¿Vas a impulsar el transporte público para que la gente pueda dejar, paulatinamente, de utilizar vehículos individuales?