Artículos

Es la inflación, Giordani

Si algún índice revela en forma patente el fracaso del modelo propuesto por el gobierno, es este sin duda la inflación. Tenemos más de 3 años con una fiebre de 30% interanual, convirtiendo a Venezuela en uno de los países con mayor inflación en el mundo. Siendo un problema tan grave, este tema se ha estudiado a profundidad y se conoce de fórmulas exitosas para domar y controlar la inflación, como lo evidencian países grandes y pequeños por igual, economías de países desarrollados y economías emergentes. Por citar ejemplos cercanos, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador y Argentina, con distintos modelos y políticas, mantienen inflaciones bajas en combinación con sano crecimiento.

Fuente: BCV

¿Qué significa una inflación de más de 30% en Venezuela? Usted, amable lector y lectora, lo sabe perfectamente. El dinero no vale nada. No hay capacidad de ahorro. Si nos entran unos churupitos extra pensamos inmediatamente en comprar algo para evitar que se conviertan en sal y agua. Se nos va todo el sueldo en comida y otros productos básicos y muchas veces ni para eso alcanza.

Cada año el ministro de Finanzas de turno nos promete que bajará la inflación, sin sustentar su promesa con un plan ni con políticas coherentes.

La parrilla del PSUV

Como padre, ciudadano y venezolano me alegró mucho que terminara en buenos términos la huelga de hambre llevada a cabo por un grupo de jóvenes, frente a la OEA y otras instalaciones diplomáticas. Tareck El Aissami mostró capacidad de diálogo y negociación, una faceta muy importante y desafortunadamente poco común en el presente gobierno. Como grotesco contraste, un grupo de militantes del PSUV se presentó ante los huelguistas y no se le ocurrió nada mejor que hacer una parrilla para provocarlos. ¿Por qué no usaron esa energía y esos recursos para apoyar con alimentos a algunos de los miles de refugiados que todavía existen en Venezuela?

Ideas y/o sugerencias para la Asamblea Nacional

Cid Guzmán, consecuente lector, así como Luis Figueroa, nos aportan ideas muy valiosas para mejorar nuestra eficiencia parlamentaria, incluyendo el legítimo reclamo sobre la falta de respuesta por parte de los ministros interpelados durante las últimas semanas. Abelardo Gallardo plantea la necesidad de desarrollar medidas para acabar con el desorden y el caos generado por el tráfico de motorizados por las autopistas y principales vías del país. Los problemas de la gente están fuera de la agenda del gobierno. Es más fácil pasársela echándole la culpa al imperio. Pedro R. nos envía sus reflexiones y preocupaciones sobre el sistema público de transporte. Vehículos en mal estado, maltratos frecuentes por parte de algunos conductores, música a todo volumen son parte de un menú terrible que debemos cambiar. Juddy Prieto, a la vez que reitera el drama de los maestros jubilados, llama nuestra atención sobre los retrasos del IPASME para procesar préstamos. Jesús Cáceres pide, como lo hemos venido haciendo nosotros, que PDVSA nos presente cuentas claras. Aurelio Pérez manifiesta su angustia en relación a las acciones clase B de Sidor. Los excedentes aportados por estas acciones permitían a muchas gentes vivir dignamente, como complemento de los ingresos por jubilación. Nestor Campo apuesta a la modernización de los servicios públicos y la adopción de ideas novedosas puestas en práctica en otros países. Nos extenderemos en relación a este interesante tema en próximas ediciones. ¿Tiene usted amigo lector ideas o sugerencias para la Asamblea Nacional? Escríbanos a ideasAN2010@gmail.com o avísenos por twitter a @JulioBorges o @Pr1meroJusticia.

Fuente: Últimas Noticias

Febrero 2011