Artículos

El viajando y nosotros pelando

Mientras el presidente paseaba por 4 países de Latinoamérica (Argentina, Uruguay, Bolivia y Colombia), acá en nuestro país 19 estados sufren fallas graves en el suministro de electricidad. El metro de Caracas colapsó. Sigue la matazón en las cárceles y la inseguridad continúa con el moño suelto. Escasean diversos productos de la canasta básica y los que se consiguen están por las nubes. Criticamos con mucha autoridad los objetivos del viaje presidencial. Más importante que apoyar a Moammar Gadafi es atender oportunamente los problemas que tenemos los venezolanos. Por otra parte, nos preocupa que apenas suben un poco los precios del petróleo, sale nuevamente de viaje el presidente a regalar los recursos de los venezolanos. NI UN SOLO PUESTO ADIICIONAL DE TRABAJO se genera con los cientos de acuerdos que se firmaron esta semana en Argentina, Uruguay y Bolivia. Revise usted los acuerdos y verá que ninguno favorece la industria ni el empleo nacional. Los empresarios de otros países adoran a Chávez, mientras que los empresarios nacionales son hostigados e ignorados. De allí nuestra determinación en el sentido de impulsar leyes que pongan un freno a esta actitud poco nacionalista y soberana. Concretamente planteamos dos leyes por iniciativa popular: a) Ley de Candados Fiscales, para que el presidente no pueda regalar los recursos de los venezolanos a otros países sin nuestro consentimiento expreso; b) Ley de Promoción y Estímulo a la Producción Nacional. Una verdadera soberanía pasa porque los alimentos que pongamos en la mesa de los venezolanos sean producidos acá, en vez de consumir 70% de alimentos importados como ocurre actualmente.

Ideas y/o sugerencias para la Asamblea Nacional

Justo Riel denuncia graves irregularidades en el Instituto de Ferrocarriles del Estado. Sobreprecios, contratos a dedo, falta de transparencia. Sin una contraloría autónoma y profesional, estos casos seguirán pasando por debajo de la mesa. Pedro Rico aborda dos temas de mucho interés. Le preocupa mucho la Ley de Inquilinato. Afirma, con mucha razón, que se pone en peligro la dinámica de alquiler de habitaciones y espacios en los sectores populares del país. Muchas familias completan su ingreso familiar alquilando pequeños espacios disponibles en su casa. Hasta el 70% de los hogares en sectores populares están en esta categoría. Es imprescindible promover una discusión muy amplia sobre este tema. Otra preocupación expresada por Rico tiene que ver con el consumo de bebidas alcohólicas en plena vía pública por parte de trabajadores informales (buhoneros).  ¿Tiene usted amigo lector ideas o sugerencias para la Asamblea Nacional? Escríbanos a ideasAN2010@gmail.com o avísenos por twitter a @JulioBorges o @Pr1meroJusticia.

Fuente: Últimas Noticias

Marzo 2011