Artículos

“El fantasma del dólar”

El Presidente de la República se refirió esta semana al dólar paralelo “fantasma”, como parte de la guerra económica que hay que combatir. En un mes, el dólar paralelo ha trepado en forma vertiginosa, incrementándose en 54%.

Vale la pena recordar que a principios de año, Rafael Ramírez, entonces presidente de Pdvsa, ministro de Energía y Petróleo y vicepresidente del Área Económica, prometió “pulverizar” el dólar paralelo, ampliando la oferta de divisas tanto a través de Sicad I como de Sicad II. Ese mismo Ramírez fue el que le prometió al Presidente que iría a Viena a convencer al resto de los compañeros de Venezuela en la Opep sobre la necesidad de recortar producción. Con amigos así, no se necesitan enemigos.

Lo cierto es que con un dólar paralelo avanzando a paso de vencedores hacia los 200 bolívares, los ilícitos cambiarios se multiplicarán, ante el amplísimo diferencial que existe con Sicad I (12) y Sicad II (50).

Para rescatar la confianza en el país, el Gobierno debe presentar un plan de austeridad fiscal, acordar planes de pago creíbles con todos sus acreedores y comenzar a trabajar con las fuerzas productivas privadas del país. A contrapelo de esta hoja de ruta, se anuncia la reducción de salario de los altos funcionarios de gobierno como su medida estrella. Además de no tener esa medida ningún impacto significativo desde el punto de vista presupuestario, todos sabemos que ninguno de esos enchufados vive de su sueldo, de modo que a nadie se le impone ningún sacrificio.