Artículos

El discurso de Dilma Rousseff

Por primera vez una mujer se convierte en presidenta del gigante amazónico. Su mensaje inicial, al conocerse oficialmente su triunfo, debería ser fruto de análisis y reflexión por parte del gobierno venezolano. La Sra. Rousseff pidió apoyo al sector privado, a los trabajadores, a gobernadores y alcaldes, para ganar terreno en la lucha contra la pobreza. También dio la Sra. Rousseff su más irrestricto apoyo a la libertad de prensa. Ejemplos a considerar por parte de un gobierno que se dice amigo de Lula y Rousseff. 

El pecado original

La expropiación de desarrollos habitacionales anunciada esta semana pone de manifiesto una vez más la absoluta incapacidad del gobierno para dialogar con el sector privado y también su incapacidad para hacer cumplir las normas. Si una constructora realizó un cobro indebido o presenta retardos en su obra, hay organismos competentes para actuar y solicitar los correctivos correspondientes. Un estado que no es capaz de cumplir con sus funciones básicas (servicios de agua, luz, seguridad para sus ciudadanos, salud de calidad) debe concentrarse en corregir sus errores antes de pretender asumir otras responsabilidades. Por otra parte, todos debemos recordar la raíz del problema, valga decir el pecado original. Este no es otro que la inflación. Venezuela en estos momentos presenta la inflación más alta del mundo, un brutal 30% o más por año. Este terrible flagelo crea todo tipo de distorsiones, y los venezolanos la padecemos mensualmente en nuestros bolsillos. El sector de construcción es especialmente vulnerable a la inflación, combinada además con poca disponibilidad de insumos básicos como cabilla y cemento. Ante un escenario de inflación elevada, ningún sector puede garantizar precios, sin incurrir en graves riesgos económicos. Corrigiendo la inflación, corregiríamos muchas de las graves distorsiones que sufre el país. Se puede hacer. Todos los países del mundo han tenido éxito en la lucha contra la inflación, en mayor o menor medida, menos nosotros. Hay que consultar a los expertos y poner en práctica un buen programa de austeridad y disciplina fiscal. Nos abocaremos a este problema al inicio de nuestras funciones parlamentarias.

Un guión para Aló Presidente

Todos los Aló Presidente deberían comenzar pasando revista a los principales problemas del país. Me imagino algo como lo siguiente, a modo de ejemplo, por parte del primer mandatario:

Epa Garces: ¿cómo van las reparaciones del Metro? ¿Por qué tardaste tanto en ordenar los vagones que necesitaba el Metro? Es inaceptable que tengamos tan mal este servicio. Vamos a ponerle fecha a las mejoras.

Epa Tarek: ¿cómo va la lucha contra la inseguridad? ¿Ya averiguaste quiénes atacaron a los carajos de Fedecamaras? ¿Cuándo vamos a acabar con esa secuestradera chico? ¿Y las cárceles? ¿Hasta cuándo vamos a dejar que maten diariamente a compatriotas en las prisiones venezolanas?

Epa Alí: me estás haciendo quedar mal. En junio anuncié el fin de la crisis eléctrica y estamos reiniciando el racionamiento eléctrico. ¿Cómo es eso? Estamos demostrando falta de seriedad. Le voy a pedir a la gente de la oposición que le eche un ojo al realero que se ha gastado en este sector, a ver si se acaba esta guachafita.

Estoy seguro que la audiencia del programa aumentaría sensiblemente…

Ideas y/o sugerencias para la nueva Asamblea Nacional

¿Tiene usted amigo lector ideas o sugerencias para la nueva Asamblea Nacional? Escríbanos a ideasAN2010@gmail.com o avísenos por twitter a @JulioBorges o @Pr1meroJusticia. Estaremos muy atentos a sus comentarios y recomendaciones. Gracias a los Srs. Luis Rosales, Juana Santoya, Rudy Rodríguez, José Gamez, entre otros, por sus recomendaciones. Muy interesantes sus comentarios en relación a las deficiencias en el sistema de pensiones, el peligro que implica un potencial desarrollo nuclear, la falta de atención al atleta de alta competencia y la necesidad de replantear la estructura del sector universitario. Revisaré con detenimiento sus sugerencias y recomendaciones.

Fuente: Últimas Noticias

Noviembre 2010