Artículos

¿Cuál independencia?

Al llegar a 200 años de independencia, preocupa enormemente la dependencia que tenemos de alimentos importados de otros países. Las cifras son realmente escalofriantes. En dos años ha caído 30% la producción de azúcar, 27% la producción de maíz, 46% la producción de arroz, 30% la producción de café y 40% la producción de carne. Por primera vez en 200 años estamos importando café (de Nicaragua). Por primera vez en 18 años estamos importando maíz. Nuestro país está importando 50% de la carne que consume (principalmente desde Brasil), cuando hace pocos años exportábamos algo de carne a Colombia. Fuimos exportadores de arroz. ¿A qué se debe este desastre? Tres factores dibujan un modelo de gobierno fracasado: a) Expropiaciones de más de 3 mil hectáreas, sin que estos terrenos hoy produzcan lo que antes producían; b) Continuo hostigamiento a la industria privada: c) Controles masivos de precios. Mire amigo lector, amiga lectora los anaqueles del mercado donde compra y hágase esta pregunta: ¿Consigo los productos que me gustan? ¿Consigo los productos que necesito para mi familia? ¿Si los consigo, puedo pagarlos? Si su respuesta es negativa, es hora de pensar en un cambio para Venezuela, que nos lleve al camino del progreso.

Brasil aumentó su producción agrícola en más de 300% en 10 años, sin expropiaciones, de la mano con el sector privado, con un estado promotor de nuevas tecnologías y apoyo al emprendimiento. Hacia allá debemos mirar para seguir el ejemplo.

Cestaticket demasiado buchón

A través de la magistrada Blanca Rosa Mármol nos enteramos que a los magistrados del TSJ les van a dar 10.000 Bs mensuales en cestatickets. Mientras nosotros luchamos para que le den cestatickets a los jubilados, los que más ganan quieren trampear la Ley de Emolumentos, para recibir más churupos. Triste ejemplo da el Tribunal Supremo de Justicia.

Cáncer y justicia

El país todavía trata de asimilar el impacto de la noticia: el presidente de la república tiene cáncer. Médicos de Cuba se ocupan de apoyar su proceso de curación. Brasil ofrece la clínica especializada donde se está tratando el presidente Lugo de Paraguay. Mientras tanto la jueza Afiuni, a quién no conozco, no tiene la misma suerte. Una funcionaria pública que espera juicio hace más de un año, fue diagnosticada con cáncer. Sólo después de mucha presión le permitieron operarse. Es tan obstensible la violación permanente a sus derechos humanos fundamentales que Noam Chomsky, intelectual de izquierda frecuentemente mencionado y alabado por el presidente de la república, implora mediante carta pública al gobierno venezolano, para que ordene su liberación. El caso de la jueza Afiuni desafortunadamente no es único. En su lecho de enfermo el presidente haría bien en revisar estos casos y dar muestras de nobleza. Estoy seguro que contribuiría enormemente a su proceso de sanación.

Ideas y/o sugerencias para la Asamblea Nacional

¿Tiene usted amigo lector ideas o sugerencias para la Asamblea Nacional? Escríbanos a ideasAN2010@gmail.com o avísenos por twitter a @JulioBorges o @Pr1meroJusticia.

Fuente: Últimas Noticias

Julio 2011